RAZONES PARA SER EXPOSITOR

Reforzar la imagen de marca de la forma más económica y eficiente.

Establecer contactos comerciales: afianzar clientes habituales y/o captar nuevos clientes.

 

Obtener un alto volumen de información en un corto plazo de tiempo.

 

Comprobar in situ el grado de satisfacción de los clientes reales o potenciales respecto a nuestro producto y el de los competidores.

 

Relación con otros profesionales del sector para comentar problemas y nuevas tendencias.

 

Investigar sobre la política de precios de nuestra entidad respecto a la competencia.